Es el favorito de muchos, algunos lo leemos por lo menos una vez al año. Te captura desde las primera líneas, porque es imposible no ser capturado por la historia de un pequeño niño que no renuncia a una pregunta y que tiene una flor que es única entre todas las flores del universo.

Hablar de este libro y sus maravillas me resulta un poco ocioso, mejor tómenlo y léanlo.

El principito, de Antoine de Saint-Exupéry