Stanley Kubrick, la máquina de arte

Image result for stanley kubrick

“Stanley Kubrick, I had been told, hates interviews. It’s hard to know what to expect of the man if you’ve only seen his films. One senses in those films painstaking craftsmanship, a furious intellect at work, a single-minded devotion.”

Tim Cahill

Frío, controlador, controversial; un artista. A Stanley Kubrick se le han ido agregando pilas de adjetivos desde su muerte el 7 de marzo de 1999, tanto positivos como negativos. Para los que no sepan de quien hablo, Kubrick fue un guionista y director estadounidense, apodado un auteur del cine, que rodó largometrajes legendarios como Barry Lyndon, The Shining y 2001: A Space Odyssey. Hoy nos sumergiremos un poco en su vida reclusiva y secretiva, repasaremos algunas de sus mejores obras y el legado que dejó en el mundo.

Un fotógrafo dotado

Image result for stanley kubrick
Kubrick a los 21 años, 1949

Stanley Kubrick nació en The Bronx, Nueva York, en 1928 y comenzó a mostrar interés en la fotografía y literatura desde joven. Al graduarse, trabajó como fotógrafo en la revista Look, que se especializaba en mostrar fotografías en planos completos. Se enseñó a sí mismo técnicas de dirección y cinematografía para rodar sus primeros cortometrajes entre los años cuarentas y cincuentas, culminando su primer largometraje, Fear and Desire (1953). Completó su primera película de Hollywood, The Killing en 1956, un drama noir que narra la historia de un grupo de criminales que intenta robar un hipódromo el día de una gran carrera. Esta película, grabada en blanco y negro, marcó algunas tendencias que Kubrick mostraría más adelante en su carrera: guiones basados en novelas, temas de realismo y violencia, y una amplia demostración de habilidades técnicas. Quentin Tarantino incluso declaró que The Killing fue una gran inspiración para su propia primera película, Reservoir Dogs (1992), y se nota.

The Killing no hizo mucho dinero en taquilla, pero su cinematografía fue comparada a la de Orson Welles, y su buena recepción crítica llevó a Kubrick a asegurar presupuesto para su segunda película; Paths of Glory (1957), su primera colaboración con el actor Kirk Douglas. Paths trata sobre tres soldados que son auditados en corte marcial, y su realismo violento y temas de corrupción moral la llevaron a ser laureada por críticos de nuevo, aunque fue censurada en Francia hasta 1974 y Suiza hasta 1970, una primera señal de su controversia.

La nueva joya de Hollywood

Image result for lolita posterKubrick tomó fama como un director tajante y enfocado, con una visión creativa clara sin mucho espacio para intromisiones ajenas. Su siguiente película, Spartacus (1960) tuvo su escala más grande hasta el momento, con 10,000 actores en escena y un presupuesto de $6 millones. Trató sobre la tercera guerra servil de Roma también protagonizada por Kirk Douglas y ganó cuatro Premios Oscar. Tras el éxito de Spartacus, su siguiente película fue Lolita (1962), basada en el libro del mismo nombre de Vladimir Nabokov. Otra película controversial, Lolita narra la historia de un catedrático de mediana edad que se enamora perdidamente de una niña de 12 años.

Aquí es cuando la cosa se comienza a distorsionar. Kubrick comienza lentamente a abandonar su enfoque naturalista y apegado a la realidad, y comienza a enfocarse en transmitir conceptos más abstractos sobre la futilidad de la guerra, la violencia, el horror, y los mundos surreales que existen en nuestra realidad. Su siguiente película (y segunda cooperación con Peter Sellers tras Lolita), Dr. Strangelove or: How I learned to Stop Worrying and Love the Bomb (1964) es una comedia negra sobre una mesa de guerra, la ridiculez de la misma y el desconecte entre oficiales de alto rango con el resto de los batallantes. Generó gran controversia en EEUU, quienes tacharon la obra como “una burla juvenil a la defensa nacional”. Hoy en día es considerada una de las mejores comedias de todos los tiempos.

Una máquina bien aceitada

Image result for kubrick nicholson
Kubrick y Jack Nicholson en el infame set de The Shining

Kubrick comenzó a tomar fama de perfeccionista, y susurros de las cosas que hacía hacer a sus actores se escuchaban por todos los rincones de Hollywood. Se decía que Kubrick grababa las escenas con sus actores múltiples veces hasta que él decidiera que era tiempo de parar, causando estragos y cansancio a sus actores y equipo. También solía ejercer un dominio silencioso, tímido sobre las personas bajo su dirección. Tras filmar Lolita en Inglaterra, comienza a ponerse paranoico sobre la violencia en EEUU, y teme por su salud y bienestar, mudándose permanentemente a las tierras inglesas a una casa en el campo.

Es en esta casa donde Kubrick hace su magia. Sus productores le dan control creativo completo sobre sus películas (una cosa raramente vista en la historia del cine), y es él quien las edita y arma. Esto le permite seguir haciendo películas más retorcidas y avante garde que nunca antes, con gente describiendolo como “un hombre claramente talentoso con un gran interés en la violencia y el sadismo”.

Kubrick se convierte en leyenda

Su siguiente película cambió el cine para siempre. 2001: A Space Odyssey (1968) es todavía considerada una de las mejores películas de todos los tiempos, y es frecuentemente puesta en el Top 10 de múltiples listas y críticos. Su mejor película del repertorio, tanto comercialmente como críticamente, Kubrick se sintió en la capacidad de hacer cualquier proyecto que tuviera en mente. A Clockwork Orange (1971) nace de esa libertad, pero trajo consigo una avalancha de crítica ante la ultra violencia mostrada y sus temas de sexualidad adolescente, control mental y conspiración contra el gobierno. Fue otorgada un rating “X” (lo más alto que se le puede dar a una película), y tras recibir amenazas de muerte, Kubrick decidió sacarla de rotación. No fue hasta después de su muerte en el 2000 que la película volvió a salir en el Reino Unido.

Image result for barry lyndon
Toma icónica en Barry Lyndon

Sus siguientes películas, Barry Lyndon (1975), The Shining (1980) y Full Metal Jacket (1987) son consideradas clásicos e incluso algunos de los mejores en su género, estos siendo piezas de época, horror y guerra respectivamente. Kubrick cimentó su reputación como uno de los mejores cineastas de todos los tiempos. No fue hasta 12 años después, en 1999, que su última película fue rodada. Eyes Wide Shut es protagonizada por Tom Cruise y Nicole Kidman y salió al público sólo algunas semanas después de la muerte repentina de Kubrick a sus 70 años.

Su legado

Related imageTras su muerte y durante su vida, Kubrick ha inspirado a múltiples cineastas y artistas, notablemente a Steven Spielberg y a otra ola de auteurs que aprecian su habilidad técnica de fotografía, guionismo sin tabúes, innovación en efectos especiales y creación de experiencias de “cine puro.” Es quizá uno de los pocos cineastas con una filmografía perfecta, es decir que cada una de sus películas acierta en el mensaje que quiso transmitir; y es esto lo que lo llevó a consagrarse en las páginas de la historia. Tal vez fue producto de su situación y oportunidades (no a todos les dan control total sobre sus películas, en especial en el ambiente moderno de alejarse de lo controversial), o quizá fue puramente un brochazo de genialidad que plasmó en sus múltiples canvases; pero Kubrick vivirá muchos años más a través de la apreciación y divulgación de sus obras de parte de todos nosotros.

¡Recuerda que puedes encontrar todas las obras hipervinculadas en este artículo en biblioteca.ufm.edu!
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s