1book2Hace 150 años una niña siguió a un conejo hasta caer en su madriguera. Lo que vio después, fue un mundo lleno de maravillas.

En la Biblioteca Ludwig von Mises celebramos el 150 aniversario del libro “Alicia en el País de las Maravillas”, con una pequeña exhibición llamada “Alice in Bookland”, donde se presentan varios libros infantiles para que los estudiantes puedan soñar con varios países llenos de maravillas.

Escrito por el matemático Charles Lutwidge Dodgson, utilizando el pseudónimo “Lewis Carroll”, “Las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas” se ha convertido en uno de los libros más famosos entre niños y adultos.

El libro muestra las aventuras que se desatan tras la caída de Alicia en la madriguera del conejo blanco y llega a un mundo lleno de fantasía, con creaturas extrañas y animales que pueden hablar.

En 1856 Charles Dodgson conoce a Edith, Lorina y Alice Lidell, hijas de Henry Lidell decano de la Christ Church College en Oxford.

Charles, un amigo y las niñas Lidell fueron de picnic. Para mantener entretenidas a las niñas, Charles crea una historia de Alicia, una pequeña niña que tialice_3261217bene aventuras increíbles bajo tierra.

Alicia Lidell, quien le gustó tanto la historia, le pidió a Charles que la escribiera para ella. En 1864, le entrega el manuscrito a Alicia.

George MacDonald, mentor de Charles, revisó antes el manuscrito y le dijo que debía ser publicado. John Tenniel hizo las ilustraciones para el libro.

En Junio de 1865, La historia de Charles Dodgson fue publicada como “Las Aventuras de Alicia en el País de las Maravillas”, con 2000 ejemplares vendidos rápidamente.

Posteriormente, se tradujo a 125 lenguajes, y actualmente ha sido adaptada a películas y obras de teatro.

Debido al éxito obtenido, Charles escribe una secuela titulada “A través del Espejo y Lo que Alicia Encontró” (Through the Looking Glass and What Alice Found There).