Hace un mes leí un clásico, La vuelta al mundo en 80 días  que es uno de los libros más famosos de Julio Verne. Me di cuenta cuál era la razón de la fascinante obsesión de muchas personas que se autodenominan julio-verne“vernianos”.

Julio Verne nació el 8 de febrero de 1,828 en Nantes, Francia, y es considerado uno de los padres de la ciencia ficción y es el segundo autor más traducido de todos los tiempos.

Cinco semanas en globo (1862),  es la obra que lo lanzó al éxito y lo estimuló a proseguir con la temática de novelas de aventuras y fantasía. Se le conoce por sus asombrosas predicciones en sus relatos, como los helicópteros, los submarinos y los cohetes.

El ingenio de Verne es sorprendente, logrando una conexión entre la imaginación y la ciencia. Sus libros logran envolverte y hacerte sentir que estás al lado de los personajes aventureros. Ha inspirado a miles de personas; Neil Armstrong, el primer hombre que puso un pie en la luna, reconoce que su vocación y pasión por ser un astronauta estuvo influida por los libros de Julio Verne, sus libros eran “una alfombra mágica que le hacía volar”.

La vuelta al mundo en 80 días, además de contarte el recorrido de Phileas Fogg, menciona costumbres propias de ciertas culturas, además de cómo era el mundo y la tecnología en ese momento, muy diferente a como lo vemos hoy.

Te invito a que viajes cinco semanas en globo, viajes en un submarino con el capitán Nemo o bien descubras las maravillas que se encuentran en el centro de la tierra. Aunque no puedas hacer estos viajes en realidad, te divertirás leyendo, porque un libro es una gran aventura.

Libros