Un ex libris es una estampa que el dueño de un libro coloca ya sea en la tapa o el reverso de la cubierta de su libro. El propósito de colocar esta estampa es poder identificar quién es el dueño de uno o varios libros.

Los ex libris se han utilizado desde el siglo XV aC en Egipto; el primero del que se tiene registro es una placa de barro colocada por el faraón Amenofis. Posteriormente, durante la Edad Media se acostumbró su uso para colocar en las biblias o libros de los monjes y beatos. Sin embargo, fue en 1440 con la invención de la imprenta que se inicia la práctica de una manera más generalizada; pues la facilidad de reproducción de los libros impulsó también el uso de los ex libris. A partir de entonces la práctica se vuelve un poco más común, pero es hasta la Revolución Industrial que esta práctica se convierto mucho más usual.

El material del que se fabricaban los ex libris también ha variado. Desde ser piezas de barro o inscripciones caligráficas, hasta llegar a ser litografías, serigrafías, fotograbado.

El desarrollo de los ex libris permitió que con el tiempo esta práctica se convirtiera en una más habitual y fuera adoptada no solo por la realeza o gente importante, sino por cualquier individuo que deseara identificar sus libros. A continuación les comparto algunos de los ex libris pertenecientes a personas famosas, pero si quieren conocer más sobre este tema pueden ver nuestra última exhibición que fue realizada por el equipo del taller.

enhanced-buzz-23955-1363479721-0enhanced-buzz-2728-1363473923-8enhanced-buzz-2731-1363472312-1enhanced-buzz-27325-1363472204-23