alfredo nobel

Hace pocos días, para ser exactos el 21 de octubre, se conmemoraron 181 años del natalicio de Alfred Nobel, el creador de la dinamita y de los premios Nobel. Investigando un poco sobre la interesante vida de este hombre, encontré algunos datos que me parecieron curiosos y los cuales les comparto:

1. Alfred Nobel provenía de una familia de inventores, su influencia más directa fue su padre, Immanuel Nobel, ingeniero e inventor que construía edificios y puentes y experimentaba con formas eficientes para hacer explotar rocas.

2. La empresa de construcción de su padre quebró por lo que la familia se mudó a Rusia, donde Immanuel  inventó las primeras armas explosivas para la guerra al servir al ejército del Zar. Gracias al éxito en su empresa, Alfred recibió clases privadas. A los 17 años ya hablaba sueco, francés, ruso, inglés y alemán.

3. Como a Alfred le interesaba la poesía, su padre lo envió a viajar por distintos países para que trabajara en laboratorios y se convirtiera así en ingeniero químico. Recorrió Suiza, Alemania, Estados Unidos y Francia, en éste último, conoció a Ascanio Sobrero, quien 3 años antes inventó la nitroglicerina, explosivo  que mezcla glicerina con ácido sulfúrico y ácido nítrico, pero era tan inestable que con sólo moverlo podía explotar.

4. Alfred comenzó a experimentar la forma de estabilizar la nitroglicerina, su padre también colaboró.  Tuvo muchas explosiones fatales, en una de las cuales (1864) su hermano Emil y otros ayudantes murieron, por lo que las autoridades suecas le exigieron que experimentara fuera de la ciudad.

5. En 1865 descubrió la forma de estabilizar la nitroglicerina al usar como aditivo el kieselgur o diatomea en polvo, que permitía que la nitroglicerina líquida formara una pasta más fácil de contener y transportar. Para ello también inventó las barras que la contienen, esos tubos rojos, y el detonador para hacerla explotar a distancia.

6. Nobel bautizó a su explosivo como dinamita; esto lo lanzó a la fama y amasó una gran fortuna. Dedicó su vida a los explosivos y registró 355 patentes, entre otras, por inventar seda y piel artificiales. Instaló más de 90 laboratorios en 20 países diferentes en los que se pasó la vida viajando, incluso el poeta Víctor Hugo lo llamó el vagabundo más rico de Europa, pues no se instalaba en ningún lugar.

7. La dinamita transformó los procesos de construcción y extracción de minerales, pero también a las armas de guerra. Preocupado por su reputación como el padre de la dinamita, Nobel decidió en su testamento que se creara un premio con su nombre para reconocer a los inventores y mentes destacadas.

8. La creación de la categoría del Premio Nobel de la Paz, la tiene Bertha von Suttner, quien fuera su asistente por un tiempo y gran amiga, quien comenzó a criticar el uso de armas y publicó el libro Lay down your arms o pon abajo tus armas. Von Suttner recibió en 1905, años después de la muerte de Alfred, el premio Nobel de la Paz.

La preocupación por su imágen lo hizo crear un legado que hasta el día de hoy nos hace recordárlo, porque ya sea por la dinamita o por tan nobles premios, vive en la memoria de muchos hombres y mujeres que se han visto influenciados por sus proyectos.