Ya son 450 años desde que Shakespeare caminó por las calles de Londres y presentó sus trascendees obras on la compañía de Chamberlain’s men.  Lo más controversial de este personaje (quien es considerado el más importante de la lengua inglesa y quizás uno de los autores más relevantes de la historia) es la poca información con la que se cuenta sobre su vida. Se sabe que su nacimiento fue en Stratford-upon-Avon, Reino Unido, en 1564, pero no se conoce con exactitud el día de su nacimiento.

Hijo de un acaudalado comerciante, venía de una familia prominente, pero se especula que no pudo terminar sus estudios debido a problemas familiares. De ser cierta esta afirmación, sería aún más impresionante la trayectoria de un autor, que a pesar de un nivel cultural no tan avanzado, llegó a ser uno de los personajes más relevantes para la literatura. Pero se debemos tomar con cautela cualquiera de estas aseveraciones, que no cuentan con respaldo histórico.

Debido a esta falta de información se han formado dos grupos que defienden diferentes teorías sobre Shakespeare. La primera teoría es la statfordiana, que considera que William Shakespare, nacido en Statford, fue en efecto el autor de todas las obras que se le atribuyen. Basándose en los historiales de la compañía de Chaberlain’s Men(posteriormente se llamaría King’s men), en donde se establece que se presentaron poemas y obras de un actor llamado Shakespare. No obstante, existe una teoría anti-statfordiana, que sostiene que el personaje de William Shakespare solamente se utilizó para ocultar la verdadera identidad del escritor(identidad aún desconocida).

250px-ShakespeareA pesar del debate que pueda existir en torno a la autoría de las famosas obras, lo más importante a reconocer sobre el autor es su habilidad de interpretar y ejemplificar la situación social de la época, como su capacidad de crear personajes con características reales pero también misteriosas. Las emociones humanas y mensaje atemporal que transmite su obra han hecho que sus comedias, tragedias y dramas históricos sean de las obras más presentadas y adaptadas de la historia.

Sin lugar a dudas, la belleza de Shakespare se encuentra tanto en el misterio que envuelve a su persona, como en la profundidad de su obra. Y en palabras de Jorge Luis Borges, les dejo una frase que engloba a todo lo que el personaje de William Shakespeare representa: “Nadie fue tantos hombres como aquel hombre, que a semejanza del egipcio Proteo pudo agotar todas las apariencias del ser”.