El día del teatro fue el 27 de marzo, día que eligió el Instituto Internacional del Teatro para celebrar el arte dramático. Algunos de los dramaturgos más famosos que hay (que a propósito contamos con sus obras) son:

-Esquilo: conocido como el creador de la tragedia y de su desarrollo en la Antigua Grecia.

-Shakespeare: autor de obras como Romeo y Julieta, Hamlet, Macbeth, entre otras.

-Oscar Wilde: conocido por La Importancia de llamarse Ernesto y un Marido Ideal.

-Federico García Lorca: responsable por Doña Rosita la Soltera, La casa de Bernard Alba, entre otras.

-Lope de Vega: autor de la Viuda Valenciana, El acero de Madrid, Las Bizarrías de Belisa.

-Jean Baptiste Moliere: conocido por Don Juan, Tartulfo, El avaro, entre muchas otras.

Estos solamente son algunos de los muchos dramaturgos reconocidos que hemos tenido a través de la historia. Pero es gracias a ellos y su esfuerzo hoy contamos con un arte tan hermoso. Después de todo, el teatro expresa sentimientos, moralejas, protestas, y cualquier otro mensaje que el autor quiera dejarnos. Pero creo que no hay mejor manera de explicar en qué consiste el drama que con las palabras de los propios dramaturgos:

“Se trata pues de hacer del teatro, en el sentido cabal de la palabra, una función; algo tan localizado y tan preciso como la circulación de la sangre por las arterias, o el desarrollo, caótico en apariencia, de las imágenes del sueño en el cerebro, y esto por un encadenamiento eficaz, por un verdadero esclarecimiento de la atención”. 
Antonin Artaud

“El teatro es el lugar donde las lágrimas de virtuosos y malvados hombres se mezclaron por igual”. 
Denis Diderot

“El teatro consiste en representar figuraciones vivas de acontecimientos humanos ocurridos o inventados, con el fin de divertir.”
Bertold Brecht