P-Typewriters_ImgA_500x669B_8bef69a9-489e-40ec-984a-89283ccb422a_1024x1024Aunque hoy en día la consideremos obsoleta y no la veamos como más que un adorno antiguo, la máquina de escribir fue un invento que revolucionó la escritura como la conocíamos.

Al igual que muchos otros inventos, esta innovadora máquina no tuvo un solo inventor, sino fue resultado de varios mecánicos que se idearon formas de hacerla más práctica. Dentro de ellos se encuentran: William Austin Burt(quien nunca la comercializó), Rasmus Malling Hansen(inventó la bola de escribir), Samuel W. Soulé, y Christopher Sholes junto con Carlos Glidden. A partir de la máquina desarrollada por estos últimos(en 1874), se estableció la distribución de teclas QWERTY, que no solo se convirtió en la distribución estándar para las máquinas de escribir, pero también para los teclados que se desarrollaron posteriormente. Esta evolución de los teclados terminó con el desarrollo de los que conocemos hoy en día, que se conectan a las computadoras y que digitalizan el contenido que escribimos.

Pero al recordarnos de esta máquina quizás lo hacemos más con nostalgia que con sentimiento de utilidad. Pues si bien en algún momento nos era indispensable, ahora no es más que un un adorno, una antigüedad, un recuerdo de los sonidos, cansancio y de tiempos menos prácticos.