La manera en la que percibimos el paso del tiempo varía de persona a persona. Esta variación está asociada al sistema sensorial y a la manera en la que nuestro cerebro recibe cierta información que lo hará pensar que algún período de tiempo está pasando más rápido o más despacio que otro.

La teoría psicológica que describe esta relación sensorial entre nuestros cerebro y el tiempo se llama la “Teoría de Dilatación del Tiempo”. Y consiste, como puedes ver en el video que se encuentra a continuación, en la reacción que tienen ciertas áreas del cerebro(como la corteza cerebral, el cerebelo y de los ganglios basales) a estímulos visuales.

Un libro recomendado para profundizar en este tema es Time Warped: Unlocking the Mysteries of Time Perception por Claudia Hammond.