Las autoras no siempre la han tenido fácil en el ámbito literario; y no ha sido hasta últimamente que las mujeres han podido escribir libremente sin sufrir bajo el escrutinio de la sociedad. Por ejemplo, Jane Austen se vio obligada a utilizar el simple seudónimo: A Lady. De igual manera, las hermanas Bronte, además de esconder sus identidades se vieron obligadas a esconder sus manuscritos mientras hacían las tareas del hogar, pues estas eran las únicas tareas esperadas de ellas.

austen

Pero fue gracias a estas mujeres, quienes se atrevieron a desafiar los estereotipos de su época, que hoy en día las mujeres tienen la posibilidad de escribir libremente. Así que como tributo a estas mujeres cabe mencionar a algunos de los nombres más destacados: Emily y Charlotte Bronte, Agatha Christie, Silvia Plath, Emily Dickinson, Gabriela Mistral, y para cerrar con broche de oro, una frase de la conocida Viginia Woolf: “Women and fiction, so far as I am concerned, unsolved problems.”