Al igual que a todos los guatemaltecos, aquí en la Biblioteca Ludwig Von Mises nos gusta recordar las leyendas de Guatemala. La emoción de escuchar a alguien hablar de la Llorona, la Siguanaba, o el Sombrero no tiene comparación. Por lo que no me queda más que invitarles al Club del Terror.

Image