“La literatura no es un pasatiempo ni una evasión, sino una forma –quizá la más completa y profunda- de examinar la condición humana”.

Ernesto Sabato murió a hace poco más de un año, el 30 de abril de 2011. Y como uno de los autores más importantes del siglo XX en Latinoamérica, hace falta celebrar su vida y obra como lo hemos hecho con otros autores que le antecedieron. Nació en 1911 en Buenos Aires Argentina, en 1984 obtuvo el Premio Cervantes y entre sus obras más conocidas se encuentra El Túnel, Abaddón el exterminador, La resistencia y Sobre héroes y tumbas.

En el diario El País, Winston Sabogal hace una recopilación de sus ideas sobre varias áreas del conocimiento. Aquí les reproducimos algunas:

“Idea fija en el creador. El tema no se debe elegir: hay que dejar que el tema lo elija a uno. No se debe escribir si esa obsesión no acosa, persigue y presiona desde las más misteriosas regiones del ser. A veces, durante años”.

“La literatura no es un pasatiempo ni una evasión, sino una forma –quizá la más completa y profunda- de examinar la condición humana”.

“El romanticismo no fue un mero movimiento en el arte, sino una vasta y profundísima rebelión del espíritu todo y que no podía no atacar las bases mismas de la filosofía racionalista. Las cosas habían llegado demasiado lejos para que no tuvieran que empezar a retroceder”.

“El tango produce sensaciones verdaderamente hermosas, que se refieren siempre a temas metafísicos de soledad, nostalgia y muerte. Esta sensación de abandono era además agravada por la enorme extensión del país y sus pampas. El gaucho es un hombre solitario frente al infinito. En él, el sentimiento religioso es inevitable”.

Ernesto Sabato

Anuncios