Recientemente fue traducida al español una obra interesante que ingresó a la colección hace poco tiempo. Es la recomendación de hoy porque ayuda a entender la historia europea de posguerra con algo de claridad. El libro es Bloodlands: Europe between Hitler and Stalin (Tierras de sangre. Europa entre Hitler y Stalin) de Timothy Snyder:

En septiembre de 1939, los ministros de Exteriores de la Alemania de Hitler y la Unión Soviética de Stalin firmaron un pacto que establecía unas fronteras que marcaban los límites de su reparto de una fracción de Europa: esa línea se conoció por los nombres de sus firmantes: Mólotov-Ribbentrop.

Alrededor de esa línea artificial, de carácter político, se cometió, entre 1932 y 1945, el mayor de los crímenes de la historia de la humanidad: el exterminio intencionado, fruto de un cálculo político, de catorce millones de personas. Una cifra que resulta casi inconcebible por su magnitud, y que ha pasado desapercibida porque no tenía nombre propio. No coincide con el Holocausto de los judíos, ni con el genocidio de los armenios. Los asesinatos masivos decididos por Hitler y Stalin en esa amplia zona, que incluye una parte de Polonia, Ucrania, Bielorrusia y las Repúblicas Bálticas, tuvieron unas raíces fuertemente políticas, por encima (o simultáneamente) de las motivaciones ideológicas raciales o nacionalistas que se utilizaran, o bien se ocultaran, en cada caso.

En la reseña que citamos también se hace referencia a la historia de Europa que Tony Judt publicó en 2005, Postwar. Entre ambas, estas son dos recientes contribuciones a entender sucesos recientes que, por recientes, quizá aún hace falta explicarlos con más detenimiento.

Bloodlands

Anuncios