Les Miserables

El género de los musicales es uno que las personas tienden a amar u odiar; no suele haber una justa medida. Pero el poder de la música para transmitir una visión de vida y las emociones que lo acompañan, como en todas las demás formas de arte, pueden haber sido bien ejecutadas o no. Les pongo por caso Los Miserables.

Esta semana vi la adaptación musical del libro de Victor Hugo y pensé que si alguien no disfruta mucho de este género y tuviera que ver sólo uno en su vida, haría bien en escoger este. Ha sido puesto en escena varias veces, por lo que aunque yo hablaré de la edición conmemorativa del 25 aniversario, creo que, en gran parte, la recomendación aplica para la versión anterior que tenemos en la biblioteca (de 1998).

La música fue compuesta por Claude Michel Schönberg y hay varios momentos que dan escalofríos. Quizá el primero es la interpretación de Fantine (Lea Salonga) de “I Dreamed a Dream”, pero difícilmente es el único. Alfie Boe, que hace de Jean Valjean) es un tenor británico que estudió ópera; Norm Lewis (Javert) es un actor y barítono americano que me parece que refleja bastante bien los conflictos que Victor Hugo quizo reflejar en este personaje; y aunque Nick Jonas (Marius Pontmerci) queda bastante fuera de su liga en esta producción, no desentona del todo con el nivel de la producción y seguro funcionó para los productores: lo que querían era atraer una audiencia más joven.

Aquí les dejo una muestra.

Anuncios