laura-leyendo.jpg En mis anteriores notas les he compartido un poco sobre la historia de la catalogación y sin embargo hoy no seguiré con el orden lógico y la etapa que corresponde, sino quiero divagar un poco. 

Grete con su anterior nota hablando de recuerdos, despertó varios de los míos, que van  desde que estudié mi carrera y por qué, hasta hoy que ya comparto el gusto por los libros con mi niña. Ella no sabe que existe un sistema de clasificación tan exhaustivo como el Dewey, ni sabe todo el tiempo que ha transcurrido hasta llegar a las bibliotecas de hoy, pero los cuida y ordena en su pequeña librera  y los disfruta como era mi mayor deseo. Pero qué va a pasar cuando el volumen de estos crezca y ya no quepan en su librerita o nos sea difícil encontrarlos? Se hará necesario al menos clasificarlos y no dudo que me lo van a pedir, “mami clasifica mis libros como haces tú en la biblioteca”… pues desde que la esperaba ha oído de clasificaciones y palabras claves. 

También cada libro que leí y le leí mientras esperaba su llegada y sobre todo con su llegada… han reafirmado lo acertado de la profesión que un día escogí y me hacen sentir “orgullo” por lo que hago y siento rico que mi hija se mueva en ese mundo de palabras, significados, números, todos contenidos en los libros (y nuevos soportes) y que son al final lo que trasladamos a las bases de datos cada día. 

A propósito de esperas y llegadas:

Cuando Laura iba a nacer le regalaron esta letra de canción de cuna y ahora que estamos esperando a Sebastián he recordado la canción y he querido compartirla con ustedes y con los padres de Sebastián

De Marilina Ross

Te estoy esperando, no demores mucho
Porque hay tantas cosas que hacer en el mundo
Despierte mi niño, despierte mi sol
Despierte pedazo de mi corazón.

Yo sé que te esperan dolores y penas
Que vivir es duro y se es feliz apenas
Pero con tu ayuda y la de otros más
Haremos que al fin se pueda respirar.

Te tengo guardado en un cajón la risa
En otro ternura y en otro caricias
Y uno está vacío para que después
Lo llene la dicha de verte nacer.

Asómate al mundo y empezá a crecer
Porque ya no hay mucho tiempo que perder
Despierte mi niño, despierte mi sol
Despierte pedazo de mi corazón

Anuncios