Hoy cambio. No hablaré de catalogación para contarles de una exposición que estaremos inaugurando en el primer nivel de la biblioteca.

 Libro Mojado Como estamos en época de lluvia nos surge la inquietud sobre el cuidado que debemos, como usuarios,  tener con los libros y otros materiales que sacamos de la biblioteca en calidad de préstamo externo. Cuando regresan estos materiales, se están revisando bien? Si un libro u otro material se humedeció cuando era consultado dentro de la biblioteca, se sabe qué hacer en esos casos? 

Ante estas dudas hemos querido dar a conocer sobre la humedad y sus consecuencias y así, sensibilizando a usuarios y personal de la biblioteca lograr conservar la colección en buen estado.  

Qué efectos tiene el agua sobre el papel?   

  • Aumento de peso y volumen y por lo tanto su deformación
  • Apelmazamiento de las hojas
  • Deformación del papel
  • Pérdida de resistencia
  • Solubilización de tintas
  • Desteñido de las cubiertas de piel
  • Problemas con los adhesivos que se usan para pegar los libros

 La humedad: provoca la aparición de hongos y bacterias. Además otros microorganismos e insectos como las cucarachas y los pececillos de plata se dan mejores en ambientes húmedos y el piojo del libro, por ejemplo, se alimenta de los hongos que encuentra en el papel.  Los hongos descomponen las hojas de papel de tal modo que se va perdiendo bloques completos de información contenida en las mismas. 

Cómo saber si un hongo está vivo?

El papel se vuelve frágil y aparecen manchas de colores vivos. Si hubiera un ambiente húmedo o libros húmedos cerca es muy probable que el hongo esté activo. En ese caso lo más conveniente es observar las obras que están próximas y detectar las que se encuentren dañadas para aislarlas inmediatamente. 

Por todo lo anterior es que en el departamento de Circulación de la Biblioteca Ludwig von Mises, en el momento del préstamo se entrega una bolsa para que se protejan los libros .

Si alguien del personal encuentra un libro húmedo o con manchas de humedad, remitirse al taller de restauración. En caso de hongos colocarán esas obras en bolsas pláticas y de esa manera entre todos evitaremos daños como los que muestran los libros de esta exposición, daños irreparables para el fondo documental de una biblioteca, aunque los nuevos soportes nos plantean “nuevas dudas” sobre cómo preservaremos lo digital.

Anuncios